lunes, marzo 26, 2007

ROCKARGA ´07



Demasiadas bandas, poco tiempo, mala cerveza, buen ambiente, buenas actuaciones, otras malas y de las demás mejor ni me acuerdo, así se puede describir en pocas palabras lo que fue el festival Rockarga ´07. Es una quinta parte de lo que es el Vive Latino en cuanto a: bandas, organización y ambiente, las primeras agrupaciones tocaron como 5 canciones y las headliners apenas llegaban a las 10, por un lado se agradece, ya que no es muy llamativo escuchar a Finde, The Cosmetics, Chetes, etc, pero por otro lado se reprocha el que no hayan puesto sets mas o menos completos de Ely Guerra y de Kinky, (a mi modo de ver, los únicos actos que rescataron la noche).
Tal vez por el poco tiempo que iban a tocar es que la mayoría de las bandas no le echaron “ganitas” al asunto, se notó con los Dynamite que parece ser que llegaron con flojera o que estaban reservando las energias para su presentación en “Babel” mas tarde ese mismo día. A Porter no se le puede exigir más, ya que se nota a leguas que su única influencia es el Kid A y su canción espiral y es que no saben hacer nada más, (a lo mejor por eso el vocalista se volvió homosexual). Chetes parece ser la quinta estación pero para oídos reactorianos, tanto en propuesta como en el tipo de gente que arrastra, la Gusana vive de glorias pasadas y ellos lo saben, ya que de su ultimo disco sólo tocaron el sencillo y lo demás fue un popurrí de hits de antaño.

División minúscula es la misma canción una y otra vez, no varían en nada sus estructuras al igual que los Bunkers, y por amor de dios ese cóver de los Ángeles Negros nunca ha sonado peor pero la gente lo corea solo por que lo toca una banda de rock. A Volován afortunadamente no lo vi por estar comprando agua y cerveza (¡casi una hora en el maldito stan para conseguir un poco del vital líquido!), de lo demás mejor ni acordarse pero, Ely Guerra sabe lo que es y que todo el público ahí reunido está enamorado de ella, por eso nos coqueteó, nos cachondeó, nos dio un gran espectáculo de gran calidad, y cuando parecía que íbamos a llegar al clímax con esa maravillosa voz resulta que se acaba el set, me sentí cachado por mi familia justo en el momento del cachondeo, ya será para la otra que me deleite con un buen show de esta bellísima mujer con look a lo pipette.
Kinky era de los números mas esperados para éste espectador y afortunadamente no decepcionaron, gran selección de temas (puro éxito) y con una actuación que demuestran la gran madurez musical y de manejo de público, fueron de menos a más talvez por lo cansado del público (tocaron a las 3 de la mañana) pero aun así fue de los puntos álgidos de la noche.
Hay algunas contras en la organización pero se nota que cada vez se está haciendo mejor este festival, aunque no le caería nada mal alguna banda anglosajona para dar mas sabor y variedad a este extracto del Vive Latino.

2 comentarios:

musicSearch dijo...

pendejo sitanto te gusta el vive regalame unos boletos no guey y no andes criticando

Anónimo dijo...

Tuve la oportunidad de estar no con la chamaquisa del foro, sino tras bambalinas y la neta fuera de la actuación de Ely Guerra, lo demás me dejó decepcionada, principalmente el tener que esperar que cada banda conectara su equipo, se tardaban mucho en esto y para el tiempo que tocaban la neta no valió la pena. En cuanto al espacio, estaba del asco, entre el polvo y el basusero de los vasos de chelas y anexas no valió la pena lo que la gente pagó (entré gratis pero igual me quejo).