viernes, septiembre 15, 2006

PEARL JAM EN MEXICO


La noche del viernes 9 de diciembre se presentó Pearl Jam en el palacio de los deportes dentro de su segunda visita a la ciudad de México. La expectación no era tan grande como hace dos años, cuando fue su primera visita pero su legado de fans en México, es lo suficientemente grande como para llenar un par de veces el palacio de los deportes.
Así que justo al veinte para las diez empieza el concierto, sin grupo abridor, y con un Pearl Jam más preocupado por cumplir el compromiso que con ganas de dar un buen show. Así que abrieron con “Animal”, “Go”, “Do The Evolution”, puro trancazo antes de que Eddie Vedder pudiera dar las tradicionales gracias con un mal español al publico mexicano. Subieron con sus respectivas botellas de licor, y de las cuales bebieron durante todo el espectáculo. Con “Rearviewmirror” jammearon muy bien, se demostró lo buen músicos que son. Así llegaron hasta las once de la noche, después de tocar otras canciones como “Betterman”, “I am Mine” y “Corduroy” cuando se retiraron para realizar el tradicional encore.
En el que tocaron “Last Kiss” tras el escenario, para deleitar a los fans que los veían a sus espaldas, para cerrar con “Black” y “Jeremy” que tengo que decir, no se lucieron tanto en los solos como en otras ocasiones, le faltó tiempo e intensidad a el solo de “Black” por lo que la emoción y las ganas de seguir viéndolos sobre el escenario era aun mas grande. Y así en un segundo encore, cuando salieron a escena, el público les arrojó camisetas de la selección mexicana de fútbol, (un tanto eufóricos por el sorteo). Se las pusieron, y el publico cantó “oe oe oe oe Pearl Jam Pearl Jam” para después dar paso a dos invitados Mark y Steve (creo) de Mudhoney que tocaron una canción con algo de “motherfuckers” en el titulo, la verdad no escuché bien debido a la mala acústica del palacio (que fue mucha en toda la noche), para interpretar una de las canciones mas esperadas y que hizo que el publico llorara de emoción, “yellow leadbetter” que la verdad me dejó un poco decepcionado, yo quería escuchar ese magnifico solo, pero lo tocaron ¡¡¡a la mitad!!! Para después improvisar un final, que si bien me dejo conforme, no me quito la desilusión de no oírlo completo.
El éxtasis total de ver a una de las mejores bandas de los noventa. Dentro de ésta poco mas de primer hora de concierto se pudo demostrar, que la banda vive del recuerdo, las mejores canciones son del Binaural para atrás, que después de este disco, a Pearl Jam, se le va poco a poco la creatividad, es por eso que temas como “once” o “Evenflow” son mas coreados que otros como “Elderly Woman Behind” y también lo demuestran los miembros de la banda, que lejos de emocionarse como hace diez años ahora solo se mueven lo suficiente como si fuera un toquin en una fiesta casera (creo que la edad ayuda un poco en eso). Así hasta las doce de la noche, que acabó el concierto, las dos horas y veinte minutos de la presentación, hicieron de muchos, un agasajo, por mi parte, me dejo un poco desilusionado, que aunque no iba con muchas ganas de fan, fui mas, con las ganas de alguien que va a un concierto a escuchar buena música. Me dejó insatisfecho la actitud de una banda que ya no tiene el mismo espíritu de antes que ahora se ocupa más de sacar adelante un show, que de en serio hacerlo con energía y sinceridad, mas la decepción de Vedder que solo se embriagó, y que al final se cayó al subir a un bafle, todo ebrio, y que después lo ayudó a pararse un tipo vestido de el Santo (el luchador), para después despedirse blasfemando acerca de Bush para que todo el publico gritara.
Así salí del concierto, mas contento de ver a una banda de gran trayecto y que ha influenciado tanto, que de el concierto en si. La noche del viernes 9 de diciembre se presentó un Pearl Jam a la baja, sin ánimo, con ganas de embriagarse, y no de tocar, tan divos como para retrasar una hora el show, pero con esa máscara de alivianados que hizo que se pusieran “la verde”. No salí decepcionado, pero si un poco descontento.
Pearl Jam ya no es el mismo, no traia la promoción de algún disco bajo el brazo, ya que el siguiente sale a principios de año y las nuevas canciones no fueron estrenadas en esta gira, por lo que me hace pensar que esto es solo publicidad y ganancias al mayoreo. Me consolaré oyendo el “Yield” y recordando lo grande que fue Pearl Jam en los noventa, y si siguen así, creo que se van a convertir en una caricatura de si mismos. Y dicho sea de paso: dios bendiga a Kurt.

1 comentario:

opushexen dijo...

no seas imbecil fue un concierto de gran intencidad.

otra riot act es un gran disco, que fue despues de binaural, y no le hagas, como que no hubo grupo habridor, si fue mudhoney, no chingues, si no sabes mejor ni comentes tarado